Yo pensaba que Dios nos cuidaba.

Yo pensaba que Dios nos cuidaba,
pero Él debió estar ocupado cuidando a otros,
yo le pedía a él, que jamás nos separará,
pero creo que él tenía otros planes para mi,
enseñarme cuan falso puede ser el amor,
o mostrarme que tan fácil es perder a quien amas.
Sólo él sabe cuál será tú destino, porque yo ya sé cuál será el mío,
vivir lejos de ti, de tu mirada, de tus sueños y tus pensamientos,
porque Él, siempre me cuida a mi, no sé a ti.

Dejo ya de buscarte, buscar un amor sin sentido,
si el destino ha decidido que jamás estemos juntos,
no forzare mi destino de ninguna forma,
pues dicen que a fuerzas, ni los zapatos entran.

En realidad no fue el destino, fuimos los dos, pues una relación de amor es de dos, no es de una sóla persona, yo intente saber si era amor lo que tú tenías hacia mi, jamás logré descifrar tus sentimientos, si eran falsos o verdaderos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: