Perdono, pero no olvido

Es algo difícil de explicar, PERDONAR, PERDONAR, según la RAE es

Olvidar [una persona] la falta que ha cometido otra persona contra ella o contra otros y no guardarle rencor ni castigarla por ella, o no tener en cuenta una deuda o una obligación que otra tiene con ella.
“perdonar una deuda; no le perdonó lo que hizo; hay que saber perdonar”

Librar a una persona de un castigo o una obligación.
“me perdono el ejercicio; acepto tus disculpas, te perdono; aunque los había castigado sin postre, la madre terminó perdonando a sus hijos”

Pero perdonar, como un acto de liberación, no significa olvidar, no se olvida fácilmente, incluso ni a una persona, puedes ser que jamás te acuerdes de ella, pero si un día te la encuentras o miras una fotografía, o al menos escuchas hablar de ella, la recordarás,  y me refiero a personas que hayan estado en tu vida.

Perdonar según la religión, te permite avanzar, según esas religiones, uno le pide perdón a Dios, pero ¿realmente somos capaces de perdonar o pedir perdón con sinceridad?

Les puedo decir que es complicado, en mi vida he pasado por miles de situaciones, pero hasta que no llegas hasta el fondo del abismo, te das cuenta cuan es necesario aprender a perdonar, pero para llegar a ese punto, tenemos que llegar a perdonarnos a nosotros mismos por nuestra forma de actuar en caso de haber hecho daño y así mismo, pedir perdón con humildad y honestidad.

En los casos de violación, las agresiones que sufre esa persona que fue violentada sexualmente, empiezan a vivir con un rencor, luego, se sienten que tuvieron la culpa, luego, empiezan a odiar a esa persona y todo lo que le recuerde ese evento y pueden incluso odiar a los hombres o mujeres que hicieron la violación.

También es común escuchar frases de “todos los hombres son iguales”, pero ¿no será que todas sus relaciones fueron iguales? Si, es común repetir los mismos patrones, se busca en sí, el mismo patrón del tipo de persona, que puede ser por algo de la infancia.

No soy psicólogo ni nada parecido, simplemente hablo de lo que he vivido y he aprendido durante mi vida, he estado así mismo en tratamientos psiquiátricos, que gracias a alguién que me orillo a llegar a

Hace unos días, conocí a una chica, que fue agredida sexualmente, ella ha luchado por salir adelante, tiene un niño joven, y por el, ha estado trabajando internamente para salir adelante, ella me contó que la dieron por muerta sus atacantes, me dió rabia eso. Pero creo que han muchas formas de hacer daño, me arrepiento profundamente de ello.

Después de conversar con ella, recordé muchas cosas del pasado, que me lastiman de sobremanera el haber sido causante también de hacer daño, no se requiere sólo hacer un ataque sexual para dañar, se puede dañar de muchas formas.

RECONOCER, es el principal paso para poder perdonarse a uno mismo, y ser capaz de pedir perdón.

También perdonar, es un acto de liberación del espíritu, del alma, del ser interior, es una reflexión y reconocimiento de que cometimos un error al hacer daño a otra persona.

Si no sabes perdor, hoy es tiempo de aprender, eso te hará libre, pues soltaras algo negativo en tu vida y te permitirá crecer espiritualmente, o internamente, a muchos, esto se les hace una estupidez, a mi me lo parecía, pero el guardar rencor incluso, te lleva a tener enfermedades, a lo mejor no para mañana, pero en el futuro, puedes llegar incluso a tener cáncer, crean o no, el cáncer es más una enfermedad del alma. No me extenderé en este tema, pero hay por todos lados información de esto, en el mundo científico, esto no es posible, pero ellos a veces no comprenden el espíritu.

Un comentario el “Perdono, pero no olvido

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: