Mi último día.

Hoy, mi último día,
después de meses de luchar,
me he rendido, la enfermedad,
logró ganar mi batalla,
ya no habrá más dolor ni sufrimiento.

Finalmente me rendí,
gracias a ella,
que me hizo entender,
aunque no lo sepa,
escuche sus palabras,
soy un desconocido ahora,
no saber quién soy,
pero encontraré el camino,
para ser feliz de nuevo.

Por años sufrí, de amor,
sufrí por no saberme amar,
y perder una vez más el amor,
y cometí el error una y otra vez,
y al final, pedí a Dios ayuda,
de una enfermedad me llevó a otra,
mi cuerpo me gritaba ayuda,
jamás lo escuche,
y las palabras y el rechazo,
me golpeó de nuevo,
fue cuando entendí,
que necesitaba ayuda,
y finalmente acepte,
los consejos de aquella mujer.

Gracias por llegar a mi vida,
sin que estés en ella,
pero cómo una vez te dije,
nadie llega a la vida de otro por nada,
todos siempre tenemos algo que hacer en la vida de otro,
en esta ocasión, te toco hacer algo en mi vida y
algún día, sea yo u otra persona, lo hará por ti.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: