La mujer que admiro.

Tu eres de esas mujeres que admiro tanto, eres esa mujer que tiene una belleza singular, de esa belleza que emana desde las entrañas, desde sus sentimientos, sus acciones y pensamientos, eres de esas mujeres que no son fáciles de conquistar, de esas mujeres que saben que su ambición no es tener un hombre que les de, tu ambición es tener un hombre que te impulse, por que tu eres una mujer que piensa en el éxito, mas no deseeas ser inalcansable, deseas un hombre que te sepa amar, te sepa cuidar, que te respete, que sepa quien eres y te deje ser libre, pero que siempre esté ahí para ayudarte a crecer, y tú estar ahí también para caminar junros al éxtasis del amor, que tenga ese apoyo invisible, pero que se siente en el alm, ese apoyo que sale del corazón, por que tú, eres una muner grandiosa, que necesita un hombre que sabe a donde ir, no uno que necesita el apoyo de una mujer, un hombre que sabe que entre dos, es la suma de las almas y el corazón, un corazón que no flaque ni titubea por amar ni por sentir, un amor que sepa limpiar tus lagrimas cuando estes triste, un amor que nunca te deje en soledad. 

Que complicados nos volvemos a veces, cuando amar, es tan sencillo, pero es a la vez la manera más difícil de entender. Amar a una pareja, es estar ahí, no encima, es estar uno al lado del otro,  para sortear las dificultades que el Universo nos pone, para aprneder día a día, para amar con pasión y convicción de que dos es uno, y uno dos dos, dos corazones que se unen al unísono de la pasión, que amar es comprender cuando uno tiene momentos difíciles y que sólo necesitamos una mano en el hombro, un beso y una comprensión, por que amar, no es solo dar, es también recibir. 

Me encanta tu mirada, esos ojos grandes que tienes, me hacen desvancer, esos la bios que deseo con pasión besar, es tan bella tu figura, que me inunda en el deseo de amarte, esas manos tan tiernas y suaves, que tienen el don de curar, y no solo el cuerpo, también el alma, esas manos que deseo acaricien mi piel, que tus brazos me aropen el alma, eres, una muner divina, que Dios creo para ser grande.

Tu inteligencia me apasiona, tus planes de ser grande con el esfuezo de tu trabajo, me encanta, tu, con tu sola mirada me enamoras, pero, mi corazón me dice que no eres para mi, que nuestos tiempos son distintos, a que desgracia la mia haberte encontrado para que no seas mía.  

Quisiera robarle años al tiempo, para poder estar a tu lado. Quisiera que nuestras almas se unieran en al menos una amistad eterna. 

Siento y presiento, que eres mi alma gemela, pues tus pensamientos y deseos, son los que en mi vida he llevado, todos tus anhelos, deseo que se te cumplan, pues con tus humilde sencillez, lograras todos tus deseos.

Como deseo estar a tu lado. Como deseo poder conquistar tu corazón y tu alma, pues tu ya has conquistado la mia. Soy un guerrero que ha sido derrotado por tu belleza. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: