Me enloquece tu mirada.

Tus ojos son la inspiración del poeta,
ese poeta al que dejas sin palabras,
Tus ojos son tan bellos,
que hacen mirar la belleza
del universo, la creación divina.

Como desearía conquistar tu mirada,
esa mirada que mira muy lejos,
tan lejos, que alcanza el infinito.

Tu hermosa sonrisa,
hace estremecer hasta la naturaleza,
crea un terremoto en mis entrañas,
mi corazón se acelera,
hasta querer salir a besar tus labios.

Me enloquece tu mirada,
Me enloquece tu sonrisa,
Me enloquece tu hermosa cabellera,
que la misma Rapunzel se llenaría de envidia.
Dios creo en ti, la mujer perfecta,
pues te dotó con lo mejor de su creación.

Eres una mujer imposible de conquistar,
pues tu no necesitas ser conquistada,
tu eres la que conquista hasta el más fuerte,
no existe un guerrero que no se rinda a tus piés.
Tú eres la reencarnación de Cleopatra,
con una gran belleza, grandes ojos, gran talento,
grandes labios, gran sonrisa,
eres la magnificencia de la creación divina.

Has conquistado mi corazón,
mis pensamientos más oníricos,
me has robado mis sueños cada noche,
cada día, cada amanecer.
la vida no sería nada sin ti,
pues antes de conocer tu belleza,
creí que lo había visto todo.

Deseo que seas mi musa,
Deseo que me dejes entrar en tu corazón,
Ese corazón que más de uno no ha valorado,
ese corazón que más de uno a lastimado,
pues no se dieron cuenta,
del tesoro que en sus manos tenían.

Tu rostro me embelesa con excelsa pasión,
pues cada vez que te miro, siento desvanecer,
y más, al entender que tu mirada no es mía.
Podría ser tu esclavo,
así como alguna vez lo fui de la Reina Cleopatra,
cuando el universo me acerco a ti,
me volvió a mostrar a esa mujer hermosa,
pero ahora comprendo,
que no buscas un esclavo,
buscas un hombre que sepa quién eres.

No te puedo decir que soy ese hombre,
pero te puedo decir, que jamás te lastimaría,
pues lastimarte a ti, es como cortarme las venas.

Dedicado a ti, que estás tan cerca de mi, pero tan lejos de tu corazón, la que cuida de mi, sin tenerte a ti, sin ser más que un paciente, esperando por tu amor.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: