La muerte siempre esta a nuestro lado


Primer día del año 2017, un año que será lleno de cambios, no sólo de crecimiento interno, crecimiento espiritual, es un año en el cual tendré muchos éxitos y fracasos, pero de los fracasos siempre aprendo, esa fue la enseñanza recibída de un año complicado del 2016, pero en realidad no es un año malo, año malo, fue el 2015, en el cual aprendí muchas lecciones, que si lo transmuto, fue un gran año, que me hizo conocer a las verdaderas personas que están a tu lado, esas personas que jamás te abandonan y luchan no sólo por ti, también por si mismos, pero es una lucha no de poder, es una lucha de crecer juntos y no dejarse derrotar.

Una de las lecciones más duras que aprendí, fue la falta de lealtad, el entregarse en cuerpo y alma a una persona, entregar tu vida, tus sentimientos, tus emociones, tus debilidades y fortalezas, una entrega total sin medir las consecuencias, eso, me trajo a vivir un 2016 lleno de dificultades, de aprendizajes y lecciones de vida.

No me siento mal por todo lo que pasó, me siento mal por todo lo que hice en contra de ese ser, de esa persona, de esa mujer que ame desmedidamente, pues, a parte de haberme destruido a mi mismo, destruí lo poco que pude haber rescatado con ella.

Sin embargo, a través de la meditación, de mi experiencia vivida en Perú con la Ayahuasca al final del 2016, me hizo llegar a mi yo interno, a luchar conmigo mismo, a entender que mi vida había sido un caos y que estuve a punto de destruir. Finalmente, entendí, que para amar a una persona, no es entregarse a esa persona, es entender que uno mismo debe amarse, si uno no es capaz de amarse así mismo, no eres capaz de amar a nadie más, no eres apto para dar amor a nadie.

Son lecciones aprendidas con las formas más duras de la vida, pero logre vencer mis miedos y entender que cuando algo se termina, es la muerte misma de ese evento, algo que muere, jamás regresa a la vida, y sólo queda la nostalagia de lo que se vivió. Un amor murió, una vida que desee tener murió, esa persona para mi, murió para siempre y yo para ella.

Pensé por mucho tiempo tener de enemigo a un amor, si, en realidad lo fue, pues cuando una persona que dice amarte y lo que hace es destruirte, es un enemigo, pero el problema no es esa persona, tú eres tu propio enemigo, tú te destruyes así mismo por permitir que te hagan daño, por no entender los límites de la vida, así, que nadie es más culpable que uno mismo, pues esa pesorna que decidió robarte tus ilusiones, pensamientos, destruirte, lastimarte, se latimó así mismo, esa persona sufrirá sus propios miedos, sus propios desatinos, sus propios fracasos y las concecuencias de sus actos, tal cual los viviste tú, pero cada quién vivirá sus miedos y destinos de formas distintas.

No me siento derrotado, gané de muchas formas, perdí fortunas, perdí mi autoestima, mi ser interior, ese ser interior murió en el intento de recuperar un amor, un amor que ya no existía y que jamás regresará, un amor que posiblemente no existía, que tal vez fue un falso amor, aunque yo sentía su amor, pero todos podemos fingir. Al final, salí victorioso, pues con todo el trabajo de meses con la “magia”, logré ganar mi ser interior de una forma que no puedo ahora describir, la magia cambió mi vida, la magia, es la creatividad de la vizualización, es el acto mágico de cambiar las cosas y tu destino, pues aún estoy digiriendo eso, estoy aprendiendo a hacer magia. 

La magia existe y vive entre nosotros, cada día podemos tener un acto mágico en nuestra vida, y es el Arte de transformar con creatividad un hecho o evento en tú vida.

Creen algunos que estoy loco por lo que digo, si, eso es normal cuando las personas no comprenden ciertos hechos o actos de otros, cuando creen que la magia no existe, pero se que es una realidad que existe, la magia ha estado presente en la humanidad por miles de años, en cada cultura, la magia ha existido de muchas formas, y no podemos negar que exite, Jesús hizo magia al cuarar a los enfermos con sus manos, al devolver la vista al ciego, al hacer caminar al inválido, así como el hecho de que no podemos negar que existe el ser supremo, el tres veces grande, que existe Dios, más el problema no es creer en una religión, es no creer que existe el poder divino.

Es muy sencillo prejuzgar o juzgar a los demás, juzgamos desde nuestra trinchera, pero juzgar a otro, no es en nada constructivo, pues así como juzgas, es como vives.

Este año, será lleno de contrastes, habrá viajes, tal vez pocos, tal vez muchos, algunos, serán llenos de aventuras extremas, y en algún momento pueden ser peligrosas para mi, se lo que digo, y ya se los contaré en el momento que suceda, un viaje rápido al futuro me hizo ver mi año, con la ayuda de mis nuevos amigos, pero estoy listo para morir, o para vivir, no tengo miedo a la muerte, ya he muerto por varias ocasiones, en cada resurrección o renacimiento, mi vida es diferente, son multiples oportunidades que el Eterno, el Tres Veces Gracde me ha dado. Las lecciones de vida que he recibido, algunas de ellas han sido muy severas, pero es parte de mi crecimiento espiritual, por años, me fuí dejando llevar por la corriente, sin un rumbo fijo, sin una conexión  espiritual, sin la creencia de un Dios como las religiones lo iluminan, sin embargo, dentro de mi, siempre tuve la conciencia de un ser supremo, al cual ya cononocí, y me ha mostrado el camino.

Para ti, si es que llegas a leer esto, Yolanda Haidé, te puedo decir que doy gracias al Universo por haberme acercado a ti, lo recuerdo muy bien esas palabras antes de mirarte por primera vez a los ojos, “¿Vas a dejar que el destino decida por nostros, y dejar que no coincidamos?” Pero en realidad, el destino, ya había decidido nuestro destino, por alguna razón nos tuvimos que cnococer, no es una casualidad, es una causalidad, o ¿tú me buscae a mi? Sí, lo sé, y esa razón era que tu formarías parte de mi crecimiento espiritual, sin embargo, tú, no has decidido cambiar, pero no es sólo tu descisión, es el destino que te tiene preparado otro camino, pues de igual forma sufrirás las consecuencias de tus actos, sean buenos o malos, es lo que recibirás, así como yo lo recibí. No lo entendemos hasta que miramos a la muerte a los ojos, yo la miré y hable con ella, me dijo que aún no era mi tiempo, pero que tenía que conocerla, para saber el día que llegaré a sus brazos. Me falta muchos años de existencia y aprendizajes. Llegue al inframudno, encontre mi ser interior, luche contra él, luche contra mi ser interior, estaba dispuesto a dejarme vencer, pero una fuerza interior me ayudo a luchar, luche intensamente  por salir, fue una terrible experiencia que al final, me hizo comprender mi existencia, mis errores, mis fuerzas, mi habilidades y debilidades, entendí quién soy yo, hoy y ahora, quién era yo, y que si seguía por el mismo sendero, no llegaría más que hundirme en lo más profundo de la soledad, a caer en un profeundo abismo del que jamás podría salir de nuevo, y es ahí donde todo terminaría para mi.

Hoy, sigo en ese proceso, es planta maravillosa, esa medicina, me hizo aprender de mi mismo, y entender quién soy, y que debo cambiar. Mi parálisis facial, no fue una casualidad, es una causalidad de mi vida, pues eso hizo que mis planes de mi último viaje, cambiasen de una forma total, pues al no poder hacer otro viaje en el interior de Perú, que ya estaba incluso pagado, realicce mis ceremonia de Ayahuasca, y eso, cambió mi vida. Hoy me siento con más creatividad, mas conciencia de mi mismo, más concentración, con mi mente despejada, cada día que pasa es diferente, el despertar de mi conciencia, de mi tercer ojo, me hace ver más allá de la vida, me hacen tener una conexión con mi entorno, y una mayor precepción, una concexión con el Universo.

Hace unos meses, estaba lleno de rencor a esa persona que amé, sí, a tí Yolanda Haidé, con todo mi ser te odiaba, lleno de odio, de venganza, pero entendí, que me estaba odiando a mi mismo, que me estaba vengando de mi mismo, que me estaba destruyendo yo y no ha ella, no a ti, Yolanda, lamente en mi experiencia todo lo que hice, pues esa experiencia, es como haber visto una película de mi vida, donde viví cada instate vivido a tu lado, donde ví cada situación a tu lado, y me he pedido perdón a mi mismo, he pedido perdon a mi familia, a mis amigos cercanos que vivieron mis momentos más difíciles de mi vida, a esa persona, sí, a ti, Yolanda, también te pido perdón, que aún pienso en ella, pienso en ti, pero no para volver a estar juntos, simplemente la recuerdo y la deseo recordar como cuando la conocí, esa mujer bella y hermosa que me trajo felicidad, me trajo amor, cuidados, muchos me dicen que sólo me traicionó, no lo sé, me llene de rabia por muchas cosas que pasaron, por haberme dicho que estaría a mi lado hasta mi muerte, que me cuidaría por siempre, pero esas sólo son palabras, son promesas que no se cumplirían, y lo peor de todo, ella misma decirme que deseaba casarse conmigo, me quedé con la ilusión de hacerlo, me quede en mis manos con ese anillo de compromiso, ella juraba que la engañaba, pero en realidad jamás me conoció bien, jamás la engañe, pero los celos, son la materia más destructiva que existe en el intenrior de una persona, en tu mente construyes mil cosas para destruir una relación, por alguna razón de este destino, el Universo no quería que esa unión creciera, tal vez sería la destrucción total de uno al otro o mi destrucción, al final, debías dejarme una lección que aprendí de una forma muy dura. 

Así que hoy, acepto mi destino, y si el destino es que nos volvamos a encontrar por el camino, ese día, sabremos que sucederá, o ser grandes amigos, o saber que que jamàs nos volvamos a ver y simplemente decirnos ese adios que nunca dijimos, o pedirnos perdón y jamás vovlernos a ver, o unir para siempre nuestras vidas y ser felices por siempre hasta que la muerte nos separe, pero solo el Eterno, el Infinito, El Universo/Multiverso sabe nuestro destino. 

No lo sé, sólo El Eterno decide, nosotros somos una pieza en el ajedrez de la vida, estámos en el tablero, a veces somos un peón, a veces una torre, a veces un caballo, un Rey/Reina, Alfil, podemos ser cualquier pieza del ajederez, todo depende de como vivamos nuestras vidas.

Este año, me dedicaré a trabajar intensamente para poder viajar, febrero, es el primer viaje de este 2017, Chile, Argentina, y es posible que Paraguay o Uruguay, y espero finalmente concretar un proyecto de años, mi agencia de viajes, además de eso, publicar mi primer libro, uno de fotografía o de poemas, no se, o algo híbrido, apenas estoy construyendo ese proyecto, pero se que lo lograré.

No deseeo el éxito, ese éxito que te hace cambiar, deseo el éxito interior, no la alabanza de los demás, no pretendo ser un Dios, pero siempre deseamos ser admirados, todos siempre podemos admirar a alguien, por una u otra causa, tal vez la admiración que más deseo, es que mis hijos se sientan orgullosos de su padre y les sirva de ejemplo para salir adelante, ni los reflectores deseo, deseo sólo compartir mis experiencias, no deseo las riquezas, pero tampoco la rechazaría, si el universo decide que tenga riquezas, las sabre usar de la mejor forma, con el sólo vivir bien y tener lo suficiente para que los que me rodean vivan bien, y que también cumplan sus metas, pues uno no es nada, sin la ayuda de los demás. Ni cuando naces, naces sólo, no puedes subsistir tus primeros años de vida, sin la ayuda de cuando menos tu madre. La mejor lección aprendida fue la lealtad de las personas que me rodean, si, mis muchachos, son ahora parte de mi familia. 

La muerte nos acecha siempre, ella está a tu lado izquierdo, a un brazo de distancia, esperando un día a tocarte y llevarte a su regazo, la muerte, es lo único en este universo, que no podrás vencer, pero antes de que la muerte te llame, vive intensamente, ama intensamete, crea todo lo que puedas crear, se feliz sin temor a cometer errores, algunas veces podrás cometer errores, pero de ellos aprenderas, fracasarás mas de una vez, pero si jamás lo intentas, jamás sabras si ganarás o perderas, pero recuerda, que siempre tendrás una lección, sea buena o mala, es una experiencia de vida. Y jamás hagas daño, al final, te haces daño a ti mismo. 

Gracias por leerme.

Tu comentario es importante y me ayuda a seguir adelante, te agradecería pongas un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: