Yoni y Lingham

Entre mis sueños lúdicos y excitantes estás tú,
recordando esas intensas noches de pasión,
esos excitantes juegos eróticos donde nuestras almas
se unían al unísono de nuestro amor,
recordando el recorrer mis dedos por todo tu cuerpo,
y como mi dedo índice y pulgar llegaban hasta tus labios,
y en ese recorrer, encontraba el camino hacia
tu “Templo Sagrado, en un vaivén de entrar y salir,
por las puertas de tu templo, y el sentir la vibración,
en una explosión interminable de orgasmos,
para después con fervor y devoción tocar tu “Punto Sagrado”.

Después de unas interminables sensaciones de placer,
te penetraba con mi “Vara de Luz” para hacer el juego de amor
más intenso que jamás hayamos hecho.
Luego tú, con delicadeza y pasión,
me hacías el juego de amor
más ecléctico y tántrico,
que jamás hayamos intentado.

Tu hoy sólo estás
en mis pensamientos lúdicos,
en mis pensamientos psíquicos,
en mis memorias kármicas,
en mis sueños oníricos,
convirtiendo todo en erotismo puro.

Es cuando Yoni y Lingham se encuentran en el placer.
Es palabras más sucias y poco poéticas,
mi falo se encuentra con tu vagina y se ponen a coger,
pero en un sólo pensamiento,
hacen el amor con placer.

Pensando en ella, ella, que me tiene hechizado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: