La belleza inmaculada

Yo nací en Siria, en el año 66 a.c., a los 10 años, en el 56 a.c. fui capturado por Julio César y llevado a Alejandría, donde estaba la Reina Cleopatra, me educaron como esclavo y estuve a cargo de la Reina, una mujer joven, su nombre Cleopatra VII, una inmaculada belleza, pero con un poder excepcional, era una conquistadora nata, una mujer tan admirable como despreciable por sus formas de actuar por obtener poder, la Reina de Egipto más joven. Una mujer en extremo inteligente.

Ya en el palacio de Alejandría, me hicieron esclavo y estuve al servicio de la Reina, algo sucedió que siempre fui su confidente de todo cuanto hacía, nos conocimos de niños, nadie en el reino lo supo jamás, es como si nos hubiéramos enamorado, pero sin jamás poder ser yo mas que un esclavo para ella, no podría ni en mis más oníricos sueños poder ser parte de ella, más que su confidente y esclavo.

<<Esto es el inicio de una historia idílica de amor>> Sólo es una probadita. No hay un título aún, no hay una estructura, pero es sólo una idea de uno de mis viajes astrales, tal vez, de alguna de mis vidas pasadas, de alguna de mis 94 vidas, ¿no será sólo un sueño? No lo sé, es mi conciencia cósmica, ahondaré más en mis locuras para descubrir más de esta historia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: