Cómplices

Un día fuimos cómplices usted y yo,
un día nos besamos con esa complicidad que había entre usted y yo,
un día nos hicimos el amor,
si,
en la complicidad de la noche,
casi frente al público,
por que entre usted y yo,
siempre hubo una complicidad,
una complicidad de amarnos a escondidas,
pero siempre frente a los demás,
por que siempre, me importó usted,
si,
es que entre usted y yo,
deseábamos amarnos sólo así,
en complicidad,
pero fue la misma complicidad,
si,
eso fue,
la que nos llevo a vivir lejos,
a alejarnos usted y yo,
si,
entre usted y yo,
pero tal vez un día,
volvamos a amarnos con esa misma complicidad,
esa que un día nos llevo a ser muy felices,
si,
entre usted y yo,
sin importar lo que alguien dijera de usted,
ni de mi,
si,
sólo me importaba usted,
si,
así, como ayer le importaba a usted,
si,
así como hoy, a usted, ya no le importo yo,
si,
así como usted aún me importa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: